Comentario de Sergio Aguayo

Felipe Calderón tampoco sale bien librado. Es cierto que el Diagnóstico sobre Pemex reconoce que hay corrupción en la paraestatal -sin dar precisiones al respecto- y que se compromete con una mayor transparencia y rendición de cuentas. El discurso se vacía de contenido cuando se le contrasta con la saga de Juan Camilo Mouriño, quien pese a sus conflictos de interés permanece bien firme en el cargo. Ante ese tipo de evidencias, que Calderón y los suyos demuestren primero que esta vez van en serio. ¿Por qué hay que creerles en esta ocasión? En los momentos actuales y con la información disponible el tesoro que se recupere del fondo del mar terminará enriqueciendo a los mismos de siempre.
Termino con una aclaración. No estoy en contra de la propiedad privada y la economía de mercado, pero en las condiciones actuales no percibo ninguna razón
3
válida para confiar en la inequidad y corrupción de nuestra economía de mercado. Y el Diagnóstico sobre Pemex tampoco ayuda porque lo debilitan sus huecos de información, sus supuestos erróneos y su indiferencia frente a la historia. Es un panfleto tecnocrático.

Articulos de Sergio Aguayo

No comments yet

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: